Viajando en pareja

Paseando un día por Venecia

Un día paseando por Venecia

¡Hola a todos! ¿Cómo vais viajeros? Después de tres meses con el mundo contra las cuerdas, poco a poco vamos saliendo de nuestra madrigueras y vamos acostumbrándonos a esta situación post covid. Desde nuestra casa en Brescia, en el norte de Italia, nosotros estamos descubriendo ciudades bellísimas. Esta semana decidimos que no había mejor momento que ahora para pasar un día paseando por Venecia, la ciudad de los canales. La ciudad que ha enamorado a millones de personas en todo el mundo. 

¿Cuántos pueden decir que han tenido la oportunidad de ver esta ciudad sin miles de personas? Así que allí que nos fuimos a pasar una jornada maravillosa. 

A pesar de que para conocer esta magnífica ciudad se necesitan varios días, calculamos que entre 3 y 5 dependiendo de lo activos que seáis, os damos pistas para poder pasar un día paseando por las calles de Venecia. Nosotros no pudimos entrar a conocer ninguno de sus increíbles interiores, como la Basílica de San Marco o el Palazzo Ducale, porque fuimos con nuestro pequeño podenco y los perros están prohibidos en todos los interiores. Pero no pasa nada, la tenemos a 150 km y nos escaparemos otro día con las entradas compradas para saltarnos las colas. 

Queremos agradecer a “Viajes Chavetas” por su estupenda guía de viaje sobre esta ciudad, que nos ayudó muchísimo en nuestra día totalmente improvisado. 

Venecia después del Covid-19

Una de las preguntas que más nos hacemos los viajeros empedernidos estos días es si podremos volver a viajar con la tranquilidad de antes. Sin que la mascarilla nos oprima el alma y con mucha precaución a la hora de intercambiar palabras con otros turistas como nosotros. 

Nuestra decisión de ir a visitar Venecia en este momento se debió a que seguramente era la única oportunidad que tendríamos de verla con poca gente por sus calles. No nos equivocábamos. También porque creemos que en algún momento hay que perder el miedo a este bicho que nos ha cambiado la vida a todos y con el que, creemos, tendremos que aprender a convivir como con muchas otras enfermedades. 

En nuestro día paseando por Venecia hablamos con muchos locales, tanto en comercios como en la calle, para averiguar un poco cómo había pasado la ciudad por esto y cuáles eran sus esperanzas de recuperación en cuanto al turismo. 

Venecia ha sido una de las capitales de provincia menos afectadas por el virus, con solamente 11 fallecidos, por lo que la alarma ha sido muy baja. En cuanto al turismo, tienen claro que si una ciudad puede recuperarse de lo sucedido con rapidez, esa es Venecia. Famosa en todo el mundo, incluso envidiada, seguirá recibiendo viajeros cuando los países comiencen a abrir sus fronteros. Ellos están preparados. 

Un poco de historia de Venecia 

La ciudad de Venecia es, seguramente, una de las más conocidas y visitadas del todo el mundo. Pero su belleza es sólo comprensible si atendemos a su historia. Hoy la vemos como una ciudad en una isla, llena de canales y con gondoleros con camisetas a rayas remando en bonitas barcas. Sin embargo, Venecia fue una de las ciudades más importantes del mundo gracias a su situación geográfica, su puerto y sus comerciantes y artesanos. Siendo el más conocido de todos Marco Polo.

La República de Venecia, conocida como la Serenissima, fue una de las regiones más importantes del mundo durante cerca de 1000 años y comprendía la ciudad de Venecia, la región de Veneto, Bérgamo, Brescia, Friuli y parte de Croacia, además de algunas islas al sur del Mediterráneo.

Hay que tener en cuenta que la República Italiana actual tiene 150 años, por lo que pensemos en el tiempo que existió la Serenissima para entender su importancia.

Sólo cuando llegó Napoleón en 1797 la Serenissima desaparecería y quedaría bajo el poder del Imperio Austríaco, junto con la región de Veneto y Lombardía.

Un día paseando en Venecia 

Los barrios de Venecia

Venecia está dividida en seis barrios, llamados sestieri, siendo el más conocido el de San Marco. El resto son Cannaregio, Santa Croce, San Polo, Dorsoduro y Castello. 

Como hemos dicho, nosotros pasamos un día completo en Venecia, paseando por sus calles y descubriéndola casi sin turistas, por eso la disfrutamos tanto. Sin embargo, habíamos estado antes hace varios años y por lo tanto ya conocíamos algunos de sus rincones más famosos. Os dejamos los sitios que debéis visitar dividido por cada barrio. 

Sestiere Santa Croce

Como nosotros llegamos en tren hasta la estación de Santa Lucia, comenzamos nuestro día paseando por Venecia por Santa Croce. Este es el único barrio de la ciudad en el que se permite el tráfico de vehículos, por lo que si vas en coche y decides dejarlo en Venecia, éste será el lugar al que llegues (aunque recomendamos dejarlo en Mestre). Este barrio tiene una zona industrial muy diferente al resto de la ciudad pero también pequeñas calles poco concurridas y con encanto. En la zona que da al Gran Canal se pueden ver además algunos palacios. 

A pesar de que es el barrio con menos atracciones turísticas, no por ello deja de ser interesante. Podréis encontrar la Iglesia de Santiago Apóstol (Chiesa di San Giacomo dell’Orio), el Palacio Mozzenigo, donde se encuentra el museo del traje y de los perfumes o el palacio Ca Pesaro situado en el Gran Canal. 

Durante nuestro día paseando en Venecia recorrimos sus pequeñas calles atravesadas por estrechos canales y disfrutamos vagando sin rumbo fijo. 

Sestiere San Polo

El siguiente barrio que visitamos fue San Polo. La verdad es que íbamos sin rumbo fijo y fue una auténtica gozada estar prácticamente solos durante esta parte del día. De vez en cuando pasamos una barquita, una lancha o una góndola por sus canales. 

Nos cruzamos con algunos turistas y locales y nos hicimos decenas de fotos en pequeños puentes, desde donde se veía el agua calmada de los estrechos canales de esta zona. 

Es el barrio más antiguo de la ciudad ya que era una zona libre de inundaciones. Allí nació el mercado de Rialto y por supuesto, allí está el puente de Rialto. 

Puente de Rialto

Es en este distrito en el que está situado el famoso puente de Rialto, seguramente el más conocido de toda Venecia. Es el cuarto puente más antiguo de la ciudad y la primera construcción fue de madera. El puente que vemos hoy en día se construyó debido a que el anterior fue destruido. La ciudad abrió un concurso en el que artistas y arquitectos como Miguel Ángel se presentaron, pero fue finalmente Antonio da Ponte quien se alzó ganador. 

Diseñó un puente en el que había espacio para comercios a sus dos lados, que aún hoy siguen allí y son pequeños puestos turísticos. También dejó espacio para el intenso tráfico peatonal que llegaba hasta el mercado, situado justo a su lado. 

Las vistas desde el puente al Gran Canal son bellísimas y en un día ajetreado, se puede apreciar que es la “autopista” de la ciudad, con una gran tráfico de vaporetti y embarcaciones privadas. El Gran Canal tiene forma de S y atraviesa la ciudad de noroeste a sureste durante 4km. A pesar de su longitud, solo cuatro puentes atraviesan sus aguas.

Otros puntos de visita en San Polo – Venecia

A pesar de que el puente es el lugar mas visitado en este sestieri, en un día paseando en Venecia podéis ver muchos otros lugares en San Polo. Entre ellos la Iglesia de  Basílica de Santa María Gloriosa dei Frari y la Scuola Grande di San Rocco, ambos con frescos del gran pintor Tintoretto. Justo al lado del Puente Rialto se encuentra el Palazzo dei Camerlenghi, un edificio construido en el siglo XVI para acoger al administrador general de la República de Venecia. 

Sestiere Dorsoduro

Continuamos el día paseando por Venecia hacia el barrio de Dorsoduro. Es el único que, además de las islas de la ciudad, comprende también una isla externa, la isla de Guidecca. En esta zona se encuentran la mayoría de los edificios de la Universidad por lo que allí es donde suelen vivir estudiantes y en sus “campi” hay bastante ambiente, como en el Campo Santa Margherita. Allí hicimos una pequeña parada para tomar una “pizza al trancio” en uno de sus bancos. 

Galleria ll’Academia y el Puente de la Academia

Visita imperdible en Venecia, sobre todo si os gusta el arte. En la Academia se encuentra la mayor colección de arte veneciano del mundo. Algunos de los cuadros allí expuestos son de pintores como Tiziano, Veronés, Canaletto o Bellini.

Justo enfrente de la Academia se encuentra el único puente construido solo en madera de toda la ciudad, el puente de la Academia. Fue construido como puente provisional en 1937, ya que la idea original era colocar allí uno de piedra. Hoy en día ha sido reforzado con algunas partes de hierro. Este es uno de los cuatro puentes que cruzan el Gran Canal. 

Otros puntos de Interés en Dorsoduro 

Muy aconsejable es el paseo que te lleva hasta Fondamenta delle Zattere, el paseo que te lleva hasta el punto más meridional que marca el fin de la ciudad. Desde allí se pueden ver unas vistas espectaculares de la ciudad de Venecia. 

Si vais a ir andando avisamos que, parando en cada esquina, se tarda al menos 45 minutos desde la estación de Santa Lucía, por lo que quizás queráis ir en el traghetto (el transporte público por el agua) hasta la parada de Guidecca y ahorraros así un poco de paseo y además hacer un trayecto por el agua por un bajo precio.

Sestiere Cannareggio

Este barrio se encuentra al noroeste de la ciudad, es el más grande y también el más poblado de Venecia. Aquí se encuentra la estación de tren de Santa Lucia, por lo que si llegáis en este medio de transporte, podéis comenzar o terminar vuestro día paseando en Venecia por aquí. Para nosotros fue el último barrio que visitamos y nos sorprendió el ambiente de terraceo que encontramos a lo largo de la Fondamenta delle Capuzine

Gueto Nuevo

Venecia fue la primera ciudad del mundo en construir un espacio solo para los judíos, el que ahora se denomina “gueto viejo”. Sin duda una muy mala idea que, desgraciadamente, se usó constantemente a lo largo de la historia. Tanto el Gueto Viejo como el Gueto Nuevo se encuentran en el barrio de Cannareggio. 

En ambos guetos llegaron a vivir más de 5000 personas, lo cual se puede apreciar porque sus edificios son los más altos de la ciudad, llegando a las 7 plantas. El campo de Gueto Nuevo es una plaza tranquila rodeada de edificios y muy cerca del Banco Rosso. El Banco Rosso fue una casa de empeños durante la República de Venecia dirigida por judíos, ya que los cristianos no tenían permitido dejar dinero por considerarlo impuro. Hoy en día se puede visitar este edificio y comprender cómo se trabajaba y cómo funcionaba el sistema de prestación. 

Otros puntos de interés en Cannaregio – Venecia 

Calle de Varisco

En este barrio se encuentra la calle más estrecha de la ciudad, la Calle Varisco, donde nosotros hicimos la prueba de nuestros kilos de más de la cuarentena. Solo tiene 53 cm de ancho y unos metros de largo, terminando en un canal, por lo que no tiene salida. A nosotros nos costó un poco encontrarla, pero fue una curiosidad divertida. 

Sestiere Castello 

Castello es el único sestieri que no tiene acceso directo al Gran Canal pero sí tiene servicio de vaporetto, por lo que es relativamente fácil llegar hasta allí. 

Puntos de interés en Castello – Venecia

Este barrio es conocido sobre todo porque aquí se organiza el festival de cine de Venecia, uno de los más importantes del mundo. También es allí la Biennale de Venecia, la exposición de arte más importante de Italia y una de las más importantes del mundo. Para la Biennale se usan espacios del edificio más importante del Castello: El Arsenal. 

Este gigantesco edificio es un antiguo complejo de construcción naval que también alberga el museo naval, el más importante de este tipo de todo el país. 

Librería Acqua Alta

Y de un espacio gigantesco nos vamos a, posiblemente, la librería más famosa de toda Venecia, la librería Acqua Alta. Para los amantes de los libros especial, donde se respira tranquilidad, cultura e historia. En esta libería se pueden encontrar todo tipo de textos, desde los más clásicos como La Ilíada, pasando por filósofos como Nietzsche, o guías de viaje de la propia ciudad. 

La curiosidad radica en el desorden “ordenado”, los libros a una distancia prudencial del suelo, y las bañeras y góndolas donde están expuestos. La razón de estas precauciones se debe a la posibilidad de que cuando se produce “acqua alta” llegue a la librería y que así no se mojen. Sin embargo, muchos de sus libros se han dañado en los últimos años y han perdido muchos textos. En uno de sus espacios se puede ver un vídeo de la librería llena de agua.

En sus dos patios están expuestos decenas de estos libros creando una atmósfera irreal y de novela. 

Sestiere San Marco

Por último, porque así somos nosotros, hemos dejado el barrio más conocido e importante de la ciudad, el sestiere de San Marco. En un día paseando por Venecia este es, sin lugar a dudas, el único que nos os podéis perder. 

Aunque es una de las zonas más pequeñas, es precisamente la que más lugares para visitar ofrece a los turistas. Sin embargo, la mayoría de la gente se centra en su enorme plaza y los lugares conocidos pero olvida recorrer sus pequeñas calles a pie, donde se esconden pequeños tesoros. 

Plaza de San Marcos

La única plaza en llevar el apodo “Plaza” de toda Venecia, ya que el resto se denominan Campo”. Es el corazón de la ciudad, allí se organizan los eventos más importantes, incluido el carnaval, uno de los más famosos del mundo y que atrae a miles de personas cada año. 

Esta plaza fue denominada “La más bella del mundo” por el propio Napoléon y también adopta el nombre de “Salón del mundo”, ya que allí tuvieron lugar los encuentros, anuncios y eventos más importantes de la República de Venecia. Obviamente, es el lugar más concurrido de la ciudad. 

Basílica de San Marcos

Conocida mundialmente, la basílica comenzó a construirse en el año 828 como una anexo al palacio ducal para albergar el cuerpo del apóstol San Marcos, que fue traído desde Alejandría y al que nombraron protector y patrón de la ciudad. La basílica que podemos ver en este momento comenzó a construirse en el año 1063 en estilo bizantino para así representar el poder de la República de Venecia. 

Era en este lugar donde los duques de Venecia eran consagrados, por lo que además de su increíble belleza, tiene un importante interés histórico. 

Ya que está situada en la Plaza de San Marcos, es uno de los primeros lugares en inundarse de la ciudad en circunstancias de acqua alta. Cuando esto sucede, se colocan pasarelas por las zonas más transitadas y así los visitantes pueden continuar su camino. 

Palacio Ducal 

El primer palacio Ducal se construyó el siglo IX y era la residencia del Dux, la máxima autoridad de la ciudad, además del lugar donde se llevaban a cabo todos los temas administrativos de la república. A causa de un incendio, tuvo que ser reconstruido a lo que vemos hoy en día. 

La fachada se construyó en un estilo gótico con un interior más clásico. Recubierto de mármol procedente de la ciudad de Verona en prácticamente todas sus superficies, le da el aire de majestuosidad que se merece. Durante muchos siglos fue el único edificio de la ciudad conocido como “Palazzo”, mientras que el resto se llamaban “Ca’”, abreviatura de casa. 

El puente de los suspiros, en su parte trasera, es uno de los más conocidos de la ciudad y une el Palacio con la antigua sede de la Inquisición. Su nombre se debe a que desde aquí los prisioneros veían el mundo por última vez antes de ser ejecutados y no a las historias románticas que se han utilizado como recursos poéticos. 

Hasta aquí nuestro resumen de un día paseando por Venecia. Como ya hemos comentado, ver la ciudad en estas circunstancias excepcionales fue una delicia, pero desde luego que merece la pena visitarla en cualquier momento. Pensad que es una ciudad que siempre tiene visitantes, si no es por una cosa es por otra: el carnaval, el festival de ciney La Biennale, en verano porque hace bueno, en otoño porque puede haber acqua alta… así que no hay un momento de temporada baja. Si queréis ir, escoged una fecha y lanzaos a conocer esta ciudad única en el mundo.

Como siempre, muchas gracias por la lectura. Si os ha gustado el post, podéis dejarnos un comentario. Recordad que también podéis seguirnos en instagram en @twolivesdownunder

¡Un abrazo!

Anterior

Sorteo de pizza en instagram

Siguiente

Visitar la ciudad de Mandalay

2 comentarios

  1. Muchas gracias por la mención chicos. Nos alegra mucho que os sirviera. Envidiaza de día y encima con el peludo en Venecia. Por cierto.. ¡ARTICULAZO!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén